Das Schloss: un centro comercial bajo las profundidades marinas

Das Schloss: un centro comercial bajo las profundidades marinas
Valora esta noticia

En Berlín hay más de 50 centros comerciales, pero hay uno, el Das Schloss, que, sin duda, no deja indiferente a ningún visitante. Lo primero que llama la atención de este centro comercial es su arquitectura, ya que está construido en un castillo, pero la sorpresa mayúscula viene cuando, una vez en su interior, el visitante mira hacia el cielo: en lugar de contemplar una gran cúpula que permitiera rememorar, por ejemplo, alguna escena de la memorable película de Wim Wenders (Cielo sobre Berlín), lo que ve son las profundidades marinas. Como si estuviera comprando bajo un océano.

 

Das Schloss de Berlín: un centro comercial bajo las profundidades marinas

 

El Das Schloss abrió sus puertas hace ocho años, pero el “cielo-océano” es un proyecto que se inauguró el pasado mes de marzo. Según su gerente, Oliver Mohr, el objetivo era cubrir los 1200 m2 del centro comercial con una proyección multimedia que pudiera aportar más luminosidad de la que ya goza su interior y que supusiera para los visitantes una extraordinaria experiencia de compra, lo cual no era sencillo técnicamente hablando. El resultado ha sido esta envolvente superficie marina, que es la superficie de proyección interior más grande de Europa.

 

La tecnología utilizada en el Das Schloss

 

Si bien es cierto que las proyecciones sobre paredes o techos no son una novedad, también lo es que la complejidad tecnológica empleada en este proyecto es extraordinaria: las imágenes submarinas, por ejemplo, se han grabado digitalmente por buceadores para conseguir, mediante 78 proyectores controlados por 15 ordenadores, ese “movimiento real”, concentrado en una sola imagen, de la vida subacuática (un trabajo realizado por Werft 6 GbR, de Duseeldorf).

 

El sistema visual, diseñado por F1 Gessellschaft für Informationstechnologien y Managementberatung mbH con software de VIOSO gmbH Stumlfl Wings, ha requerido dos años de diseño y planificación, y algo más de dos meses para los trabajos de instalación, y permite cambiar fácilmente los contenidos visuales adaptándolos a la época del año o a cualquier otro concepto.

 

El Das Schloss está en la calle Schloßstraße, una de las principales arterias comerciales de Berlín.

Compartir
Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.