Rotulación en tamaño gigante

Rotulación en tamaño gigante o cómo captar la atención desde lejos

Rotulación en tamaño gigante o cómo captar la atención desde lejos
4.8 (96.92%) 13 votes

Como empresa debemos buscar captar la total atención de nuestros clientes, así como transmitir de una manera clara nuestros mensajes publicitarios y corporativos al público. Una manera de comunicación exterior para captar la mirada del viandante es a través de la rotulación. Hoy te contamos nuestra experiencia con el diseño y montaje de rótulos gigantes en Barcelona.

 

Ventajas y características de la rotulación en tamaño gigante

 

Destacar para aumentar tus ventas: a través de ellos tienes la posibilidad de destacar entre la gran multitud, así como captar la atención de los clientes potenciales. Ten en cuenta que si son luminosos serán más efectivos.

Diferentes modelos y opciones: los puedes conseguir de iluminación mediante neones o leds, iluminados de forma indirecta, letras corpóreas, rótulos electrónicos, lonas, etc.  Recibe asesoramiento de expertos en grafismos para exteriores porque cada fachada o elemento es un mundo y no tiene nada que ver un rótulo orientado a viandantes, que uno por el que haya mucho tráfico denso, otro a gran velocidad, puntos estratégicos de la ciudad, espacios emblemáticos, etcétera.

Personalización y diseño: desmárcate de la competencia y genera una identidad corporativa exclusiva para transmitir los valores de la empresa. Es aquí donde entra en juego la capacidad de sorpresa y la creatividad, por lo que debes contar con la colaboración de profesionales.

Bajo coste: esta es una inversión relativamente baja, si se compara con los resultados que se pueden lograr.

Promoción directa: un rótulo es un reclamo para peatones y vehículos, especialmente sin son de gran tamaño como los que estamos hablando.

 

Colocación de la rotulación de gran tamaño

 

Su óptima disposición dependerá de muchos factores como lo son la ubicación del local, el estado de la fachada, el entorno, etc.  Algunos de los ejemplos de la disposición más habitual son:

Disposición clásica la cual va en posición horizontal sobre la puerta del local.

Paneles luminosos o banderolas a dos caras perpendiculares a la fachada. Se anclan sobre de brazos metálicos y se muestren de manera más cercana a los viandantes. Su uso suele venir marcado por los propios Ayuntamientos y comunidades de vecinos.

Caja de luz independiente con forma de monolito o tótem.

Interiores. Aunque los rótulos se han instalado tradicionalmente en fachadas exteriores, cada vez es más frecuente verlos en paredes interiores, sirviendo como señalética creativa, decoración o división de departamentos en un mismo comercio.

 

Letras corpóreas y logotipos en gigantografía

 

Ofrecen un aspecto más elegante y moderno. Se pueden usar para fachadas exteriores y para interior, así como sobre mobiliario. Cada vez es más habitual verlos en eventos, congresos y ferias debido a su impacto visual, su fácil implantación y que son muy versátiles. Una vez que los tenemos producido, los podemos reutilizar en varios emplazamientos si posteriormente los guardamos de forma adecuada.

 

En definitiva, la rotulación en tamaño gigante multiplica los beneficios que ya obtenemos para nuestra empresa con la rotulación estándar, optimizando aún más tanto espacio como recursos disponibles.

 

Contacta con Grafiks y renueva desde ya la imagen de tu empresa

Compartir
Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.