Subimos al Mirador del One World Trade Center, el rascacielos más alto de EE.UU.

Subimos al Mirador del One World Trade Center, el rascacielos más alto de EE.UU.
Valora esta noticia

Arriba, imagen extraída de la página web del Mirador

 

El próximo viernes, 29 de mayo, se abrirá oficialmente al público el Mirador de la llamada Torre de la Libertad del World Trade Center de Nueva York, el One World Observatory; un edificio que ha generado una gran expectación por tratarse del rascacielos más alto de todo el Hemisferio Occidental (542 metros de altura) y por estar construido en el área donde estaban ubicadas las Torres Gemelas. Su valor simbólico y la espectacularidad del proyecto nos han llevado a adelantarnos a su inauguración y recorrerlo con vosotros.

 

Al visitante del One World Observatory le esperan muchas sorpresas, pero, sin duda, la estrella del edificio es el mirador, que ocupa las plantas 100, 101 y 102. Tal como dicen en la página web del proyecto, “Hay un millón de cosas que experimentar en Nueva York, pero ésta es la número uno entre ese millón”. El edificio cuenta con cinco ascensores que en menos de 60 segundos ascienden hasta la cima, una experiencia que en sí misma ya debe ser única, y las cabinas de los ascensores están dotadas con una tecnología led Immersive que durante el trayecto recrea virtualmente el desarrollo del skyline de la ciudad desde 1600 hasta la actualidad (¡60 segundos de vértigo, en todos los sentidos!). Una vez arriba, se abren las impresionantes vistas de 360 grados que pueden abarcar hasta 80 kilómetros en días de buena visibilidad, y diversos espacios interactivos ofrecen la posibilidad de contemplar en alta definición imágenes de las calles que quedan a los pies y de los barrios y lugares icónicos de Nueva York, entre otras actividades. En la planta 101, tres restaurantes con ofertas gastronómicas diferentes invitan a quedarse a comer en las alturas.

 

Vídeo Take the Tour.

 

Además, el One World Trade Center interactúa con los visitantes desde que llegan al edificio: una gran pantalla instalada en la entrada, en el Centro de Bienvenida, les saluda en sus respectivos idiomas y muestra sus lugares de procedencia en un mapa del mundo dinámico (suponemos que al comprar la entrada se rellena un formulario con este dato). Posteriormente, en el espacio “Voces y Fundaciones” se narran las historias personales de los hombres y mujeres que construyeron el edificio y se recorren sus cimientos. Y en el Teatro, una emocionante película en tres dimensiones sumerge a los visitantes durante dos trepidantes minutos en el frenético pulso de la ciudad de Nueva York.

 

 

Todavía no se han hecho públicas muchas imágenes del interior del edificio (teníamos curiosidad por saber qué tipo de rotulación han utilizado), pero navegando por la red hemos encontrado las que veis arriba (clicar en “Ver en Pinterest” para verlas en grande). Los afortunados que tengáis previsto viajar a La Gran Manzana, podéis disfrutar de esta experiencia única por 32 euros. El One World Observatory está abierto los siete días de la semana.

 

Compartir
Sin comentarios

Deja un comentario